jueves, 29 de noviembre de 2012

Toda la música, todas las voces...

En una jornada memorable, después de seis años de intenso trabajo colectivo, ayer miércoles 28 de noviembre se logró la aprobación de la Ley de Creación del Instituto Nacional de la Música-INAMU (parte I de la Ley de la Música) en el Senado de la Nación. Este proyecto de ley había obtenido media sanción el pasado 31 de octubre en la Cámara de Diputados.


Con esta norma, por primera vez en la historia la música argentina tendrá un órgano específico de fomento. La figura técnico-legal del Instituto es: Ente Público-No Estatal. Es decir que utilizará fondos públicos (ya asignados en el art. Nº 97 de la Ley de Medios Audiovisuales), y permitirá la participación de las organizaciones de músicos en la definición de cómo se fomentará la actividad en cada región cultural.

Paralelamente al tratamiento en el Senado, se desarrolló un Festival Musical frente al Congreso para apoyar el proyecto de ley con la presencia de reconocidas figuras de nuestra música local. Entre ellas, Litto Nebbia, La Bersuit, Vox Dei, El Otro Yo, Miguel Cantilo, El Mono de Kapanga, Ricardo Soulé, Raúl Porchetto,Tren Loco, Diego Frenkel, El Goy (ex-Karamelo Santo), Smitten, Edu Schmidt, Hilda Lizarazu-Tito Losavio, Epúmer-Machi-Judurcha, No Disco, El Regreso del Coelacanto, Guillermo Fernández, Alfredo Piro, Teresa Parodi, Peteco Carabajal, Mariana Carrizo, Bruno Arias, Ika Novo, Lito Vitale y Liliana Vitale, Emme, Juan Carlos Baglietto, Celeste Carballo, Víctor Torres, Mavi Diaz, Isabel de Sebastián, Celsa Mel Gowland y más...

El festival fue organizado por Músicos Convocados, la FA-MI (Federación Argentina de Músicos Independientes), la UMI (Unión de Músicos Independientes) y la Asociación Civil Músicos en Sintonía Fina.

La citada Ley, entre otros tantos beneficios, permitirá:
1) Federalizar el fomento a la producción musical, con la instalación de Sedes en cada Región Cultural.
2) Incentivar la organización de los diferentes actores de la actividad musical garantizando, a su vez, la participación en las distintas regiones Culturales de Organizaciones de Músicos con personería jurídica en cada región o provincia. Esta participación definirá los parámetros a utilizar para la distribución de parte de los beneficios otorgados por el Instituto en esa región cultural.
3) Mejorar las condiciones en las que se desarrolla la música en vivo con la Creación de Circuitos Estables de Música en Vivo en cada región cultural del país (integrando espacios Estatales, Privados y Comunitarios).
4) Afianzar la relación entre los músicos y los sectores de nuestra sociedad que tienen dificultades para acceder a esta manifestación del arte. La Creación de un Circuito Cultural Social permitirá cumplir con este objetivo.
5) Mejorar la Difusión de la Música nacional en los medios de comunicación.
6) Favorecer la Formación Integral del Músico, poniendo énfasis no sólo en su instrucción artística, sino también en el conocimiento profundo y organizado de los distintos Derechos Intelectuales y Laborales que intervienen en la actividad musical.
7) Optimizar la distribución de recursos otorgando herramientas que solucionen una de las instancias del proceso de producción de fonogramas.
8) Que Músicos Nacionales puedan tocar de teloneros de artistas internacionales con resguardo de sus derechos laborales e intelectuales.



martes, 27 de noviembre de 2012

Los libros de la buena memoria

Recorrimos la muestra de la Biblioteca Nacional que homenajea a Luis Alberto Spinetta y estuvimos presentes en la charla que brindaron Juan Carlos Diez (autor de “Martropía”) y Rodolfo García (ex baterista de Almendra)



El miércoles 10 de octubre la Biblioteca Nacional (Agüero 2502, Ciudad Autónoma de Buenos Aires) dio inicio a una muestra que recorre la vida de una de los artistas más importantes de nuestra cultura. Podrá visitarse hasta el miércoles 12 de diciembre.

Durante la exposición se organizaron diferentes actividades y estuvimos presentes en la charla que brindaron Juan Carlos Diez y Rodolfo García. Allí pudimos escuchar fragmentos de aquella entrevista eterna que derivó en el libro “Martropía”, el más reciente y el más significativo sobre El Flaco. El autor ofreció pequeñas anécdotas que describían la personalidad cálida y humilde del músico y dio detalles de la elaboración, edición y publicación del material.

Rodolfo García aportó sus anécdotas junto a Spinetta desde aquella época adolescente donde formaron Almendra y se catapultaron al éxito. Sus dichos también aportaron una descripción precisa de cómo era Luis como músico, como compañero de banda y como ser humano.

Más allá de las actividades programadas, que tienen días y horarios concretos, la muestra puede visitarse todos los días. Allí están exhibidas fotos de todas las etapas de Spinetta, las diferentes ropas que utilizó en vivo, su discografía, sus dibujos, sus guitarras y algunos manuscritos originales de aquellas canciones que luego se transformaron en parte de la vida de los amantes de la música. Durante la estadía en la Biblioteca Nacional suenan de fondo diferentes canciones de Luis que hacen más emotivo el recorrido.

Organizada por Eduardo Martí (intimo amigo del Flaco) “Los libros de la buena memoria”  se transformó en una buena ocasión para conocer de cerca una trayectoria marcada por el profundo respeto a la poesía, a la música y al arte, que caracterizaron a Luis Alberto durante sus más de 40 años en la escena.






sábado, 24 de noviembre de 2012

“Estar cerca de la música es algo que sostiene vidas”

Simón Bosio (guitarra y voz), Federico Trench (bajo y coros) y Axel Stahler (batería y percusión) forman Armant, un power trio de rock que reivindica la visión musical de los grupos precursores del género. Hablamos con el guitarrista de la banda, que nos introduce en sus jóvenes sueños cargados de distorsión. 



¿Cómo empezaste a tocar?

La primera vez que tuve un acercamiento a la guitarra fue a los 7 u 8 años. Estábamos de vacaciones con unos amigos de la familia que se habían armado una sala. Como estaban todo el día zapando y grabando cosas, en una de esas me metí. Me explicaron cómo hacer un par de acordes y de ahí en más volví mentalizado que quería tener mi propio instrumento. Así fue como, usando prácticamente todos los ahorros que tenía hasta el momento, me compré mi primera guitarra (Heartfield by Fender). De ahí en más no me pude separar. Lamentablemente, años más tarde estando de gira con Armant por la costa, entraron a la casa y se robaron varios instrumentos, incluyendo esa viola.

¿Qué influencia tuvo tu viejo en ese comienzo? 

Mostrarme los Beatles.

¿Qué música escuchabas? 

Arranqué con eso. Siempre fue como la banda que me llevo a meterme en la música y a querer tocar un instrumento. A partir de eso, me fui  para todos los rubros prácticamente pero siempre teniendo al lado algún “Rubber Soul”, “Revolver” o “White Album” en mano.

¿Por qué te decidiste por la viola teniendo un viejo bajista?

Realmente nunca lo pensé. Fue simplemente algo que se dio naturalmente…La primera vez que me encontré con el instrumento me atrapó y al mismo tiempo supe que eso era lo que quería hace, por el simple hecho de la satisfacción que me dio siempre, como a muchas otras personas supongo. Estar cerca de la música es algo que sostiene vidas.



¿Cómo se formó la banda?

Armant fue el resultado de varios proyectos y formaciones de banda anteriores (algunas con el mismo nombre) pero se consolidó en el 2008.  Simplemente éramos chicos con ganas de salir a tocar la música que nos identificaba y de apoco la cosa se fue poniendo más seria. Empezamos a componer, a hacer nuestras primeras fechas, hasta el día de hoy, que estamos a pocos días de haber  lanzado nuestro primer trabajo en estudio. Por suerte muy contentos y motivados por la diversión que nos produce hacer y seguir haciendo esto que tanto nos gusta.

¿Cómo te decidiste a cantar?

Fue más una mochila que me tocó cargar cuando decidimos ser un power trio, cosa que costó un poco al principio, pero de a poco me fui asentando y encontrando  mi lugar. Lo que me impulsó fue la idea de intentarlo y después no tuve mucha opción, pero es algo que fue una suerte de “accidente”. Al final terminé con la satisfacción y felicidad de a que haya ocurrido.

¿Qué participación tenés en la composición de las canciones?

De todo tipo. Nos  gusta mucho componer a los tres y mostrarnos lo que hacemos. Siempre las canciones pasan por el veredicto de todos. Así que, depende el tema, si surge de una zapada, alguna frase o simplemente alguno trae una idea/riff para armar algo. Tanto yo como Axel Stahler (baterista) y Fede Trench (bajista) participamos en todos los aspectos de la composición.

  

¿Qué equipamiento estás utilizando?

Últimamente vengo usando una guitarra Fender Lead 1. Es una serie de Fender que se fabricó en 3 modelos (Lead 1, 2 y 3) durante un periodo corto, aproximadamente fines de los 70 o principios de los 80. Lo  único que cambiaba  era la cantidad de micrófonos. En este caso, la mía tiene uno solo de doble bobina. Ampli uso un Fender Roc Pro 1000 y los pedales dependen la fecha. Últimamente vengo usando el Cry Baby ZW-45, el Whammy de Digitech y el  Pitchblack de Korg.

¿Qué proyectos tienen a futuro con Armant?

Por el momento la idea sería salir a mostrar y difundir un poco nuestro primer disco. Así que, por el momento, básicamente tocar y pasarla bien.