viernes, 18 de enero de 2013

“Un baterista tiene que entender que no está solo, sino que está creando un momento mágico con sus compañeros”

Gustavo Rowek es un baterista que lleva años tocando heavy metal en nuestro país. Comenzó con V8 cuando el metal escribía las primeras páginas de su historia y se asentó con Rata Blanca participando del disco más exitoso de la banda. Hoy, a 25 años de “Magos, espadas y rosas”, se reencontró con sus viejos compañeros y volvieron a tocar aquellas canciones consagradas. Paralelamente participa de muchos proyectos, entre los cuales se destacan su banda solista “Rowek” y el Tributo a V8.



¿Cómo comenzaste a tocar la batería?

Comencé a tocar a los 16 años por intermedio de un amigo que me vio las dotes ya que era el percusionista de la división. O sea, era el que rompía las bolas debajo de las chapas de los asientos. Así que fue un amor a primera vista, me senté y no me levanté nunca más.

¿Cómo era el heavy metal en el país en un momento donde ustedes daban los primeros pasos?

Era todo bastante complicado para la música en sí, más aun para el heavy metal, que de por sí aún no existía acá como movimiento. Así que éramos perseguidos, los shows a menudo no terminaban o se armaba conga, pero aún así pude salir indemne, y el hecho de que V8 haya grabado su primer disco le dio identidad propia al heavy metal.


¿Cómo fue pertenecer a un movimiento pionero del heavy en argentina?

Esa pregunta es difícil de contestar porque, como digo siempre, uno no sabe que va a hacer historia. Simplemente vivís ese momento y es la historia la que se encarga de poner las cosas en su lugar. Por eso nosotros simplemente vivíamos el momento, no sabíamos que estábamos cambiando la historia, al menos del heavy metal en la argentina.

¿En qué crees que creció la escena heavy del país y qué cosas aún no han podido evolucionar?

El género ha crecido de todas las formas posibles: desde lo musical, desde lo que genera, desde los productores, etc. Creo que sólo quedan nichos fundamentalistas que cuando una banda comienza a hacer bien las cosas y empieza a ganar espacios que le son ajenos al heavy metal dicen “uy, se vendieron, ya no son de verdad”, etc. Y así el movimiento se vuelve a contraer a la espera de otra banda que haga bien las cosas y así sucesivamente. El día que superemos ese complejo el heavy metal va a terminar de ocupar el espacio que verdaderamente merece ocupar.


¿Cómo fueron las épocas de Rata Blanca donde grabaron el disco más exitoso?

Muy locas. Siempre digo que, salvando las distancias, fuimos los Beatles por un par de años. No podíamos caminar por la calle, teníamos que salir con un cordón de gente de  los shows a la combi. Fueron vueltas por todo el país, por Latinoamérica, por el mundo. Mucho éxito, algo hermoso e increíble, sin dudas de los mejores momentos de mi vida musical.

¿Qué sensación te generan los shows en los cuales festejaron los 25 años de Rata?

Fue un reencuentro muy lindo porque mas allá de que dividimos nuestros caminos la sensación que nos quedó a todos fue “que bien la pasamos mientras estuvimos juntos” y así lo vivimos. Fue un día pleno de reencuentros, no sólo con nuestros amigos y compañeros, sino con un montón de gente que también formaba parte de todo eso. Estuvo bárbaro, abajo y arriba del escenario. Obvio que la gente se comió un flash increíble porque muchos no vieron nunca a la formación original, así que la fiesta fue completa.


Siendo un baterista experimentado y que llevás años dando clases, ¿qué es lo principal que debe tener un baterista para poder tener un plus a la hora de tocar?

Creo que la musicalidad, una buena forma física, y estar dispuesto a dar todo de uno mismo, entendiendo que no lo hacés solo, sino que estás creando un momento mágico con tus compañeros.

¿Qué equipamiento usás actualmente?

Actualmente estoy más que feliz con la batería que me dieron que es una “Drumcraft” Serie 8 de maple, con Classic toms de 10, 12 y 13 y  toms de pie de 14, 16 y 18. Tengo todas las medidas porque en mi trabajo de Dr. Drum tengo que tener todas las alternativas de cambio, aunque en vivo estoy usando 10, 12, 14 y 16. La batería es muy interesante, tiene mucho sustain, es muy fácil de afinar, y el rim, que hace que el tom no tenga perforación, se cuelga sobre la torre y no sobre el aro, facilitando mucho el cambio de parche. Destaco esto sobre un montón de virtudes porque me parece una de las más interesantes ventajas, además de ser un instrumento con un concepto muy moderno de audio. Los fierros que uso son los Basix línea 800, que son un gran descubrimiento ya que son fierros muy bien presentados y con muchas posibilidades de movimiento. Tenés para platos que son rectos y se convierten en boom, cañas cortas y largas, etc. En cuanto a los parches uso los Aquarian Coated que es el equivalente al arenado, que me gusta mucho ya que los había usado en la época de Rata Blanca y es un placer que hayan vuelto. Los platos son los Istanbul, que me gustan muchísimo y tienen un sonido bien turco: mitad crash, mitad gong. Tienen un ataque muy fuere y un decay muy suave en la caída. Y, en cuanto a los palos, uso los DT Music línea Gustavo Rowek, que es un modelo signature. Esta marca es nacional y me da un gran placer que acá se produzcan palos de esta envergadura, ya que no tiene nada que envidiar a aun palo de afuera. Son un mix entre los 5a y los 5b y tienen un balance muy interesante.


¿Cuáles son tus proyectos actuales y futuros?

Actualmente estoy con mi banda “Rowek”, con la que acabamos de sacar nuestro primer trabajo de estudio llamado “Grita”, que nos está trayendo muchas satisfacciones. El 10 de febrero nos presentamos con esta formación en el Cosquín Rock, el 17 de febrero en Mar del Plata, el 2 de marzo en una fecha a beneficio y el sábado 6 de abril presentamos el disco en el Roxy Live. Allí presentaremos “Grita” y además haré un repaso de toda mi carrera incluyendo en el set list temas de Rata Blanca y de V8. En forma paralela sigo con el Tributo a V8 que empezó con la idea de hacer un show en el Teatro Flores y hace ya 2 años que no paramos de girar por todo el país. Esto es posible sólo porque la gente lo quiere ver y eso me llena de alegría. Este año también empezamos una gira por todo el país con mis amigos, y grandes bateristas, Jorge Araujo y Sergio Masciotra, con los cuales hace también más de dos años que venimos dando clases abiertas de batería. Preferimos llamarlas así en vez de clínicas. Tenemos gran éxito y una gran respuesta por parte del público. Además las clases, los Dr. Drum, las producciones artísticas en mi estudio que tengo junto a Sergio Berdichevsky, gran amigo y con quien compartimos la creación de Rowek como banda. En fin, la verdad que tengo una agenda bastante movida…


Sabemos que existe un vínculo de años con FAmusic

La verdad que conozco a la gente de FAmusic hace mucho tiempo y siempre tuve una excelente relación, no sólo a nivel laboral sino también a nivel personal. Es gente muy laburadora y que siempre tira para el músico. He comprado muchísimas cosas y siempre encontré una total disposición a que las cosas se puedan realizar.

Les mando un gran abrazo a ustedes y a quienes ven la nota y los espero en los shows de Rowek.

Para los que quieran más información de la banda pueden ingresar a www.rowek.com.ar o en facebook www.facebook.com/rowekgrita



No hay comentarios:

Publicar un comentario