miércoles, 13 de febrero de 2013

Una celebración al amor


Cerca de 8 mil personas disfrutaron de un gran concierto el pasado sábado en el Anfiteatro Humberto de Nito en Rosario. Distintos músicos, con el cierre estelar de Javier Malosetti y su banda Electrohope, celebraron la obra de Luis Alberto Spinetta a un año de su partida.




Una excelente tarde de sol embelleció aún más el paisaje de la costanera rosarina para celebrar la música de Luis Alberto Spinetta ante un imponente marco de público que desbordó la capacidad del Anfiteatro Humberto de Nito.Pasadas las 8 de la noche Adrián Monzón fue el encargado de abrir el show que organizó la Secretaria de Cultura y Educación Municipal. Sólo con su guitarra tocó “La montaña” y “Lago de forma mía”, ambos de “Pelusón of milk”. Luego, el escenario albergaría a distintos músicos rosarinos: Mavi Leone (ganadora del concurso de bandas Pre Primavera 2012), Mamá Pájaro, Ike Parodi junto a Victor Parma y Fabián Gallardo con su banda Vudú.



Entre cada banda, mientras se realizaban los movimientos escénicos, se proyectaron en las pantallas imágenes de periodistas y artistas rosarinos que hablaban sobre Luis Alberto Spinetta. También se reprodujeron audios extraídos de distintas entrevistas que la Rock and Pop le hizo al Flaco y cada una de ellas terminaba con una ovación ante las geniales palabras del músico.
Cuando ya la capacidad estaba desbordada y la gente invadía los espacios verdes del parque, Javier Malosetti se hizo presente con su banda Electrohope. Las primeras canciones en sonar fueron de su autoría, ya que el bajista reconoció que Luis le hubiera dicho “no toqués mi música, hacé tus propios temas”.
Invadido por la emoción y en constante agradecimiento al público, Malosetti dio lugar a las canciones de su ídolo y ex compañero de banda. Sonaron “Ana no duerme”, “Credulidad”, “Yo miro tu amor” y “Para ir”. Esta última tuvo una hermosa introducción instrumental del bajista y una segunda parte cantada por Sandra Corizzo, artista rosarina y amiga de Malosetti.



Para aumentar el nivel emotivo Claudio Cardone subió al escenario y sonaron “Tu cuerpo melodía” y una versión instrumental de “La aventura de la abeja reina” que estremeció a todos.
La postal era inmejorable: un excelente sonido, un gran clima y los barcos atravesando el rio a metros del escenario, como queriendo ser parte de esa increíble atmosfera.
Gonzalo Aloras y Jota Morelli continuaron aportando magia y musicalidad a la noche, sumandosé a un “Dream Team” de artistas. Todos juntos hicieron “Siempre en la pared”, “Camafeo”, "Cielo de ti", “Despierta nena” (invitado Daniel Rawsi en batería) y “8 de Octubre”, el himno que Luis compuso junto con León Gieco para “Conduciendo a conciencia”, la organización devenida de la tragedia de Santa Fe.
Cuando todo indicaba que el concierto había llegado a su fin todos juntos salieron para hacer “Quedándote o yéndote”, coreada por una multitud que amalgamó a niños y adultos.



“Alma de diamante”, como se denominó al concierto, parece haber sido el homenaje que Luis merecía o que más se acerca a su esencia. Luego de haber visto otros shows que intentaron homenajearlo y que, salvo destacadas excepciones, poco tenían que ver con su música y su trayectoria, éste fue sin dudas una celebración de su obra con profundo amor y respeto y con artistas que estuvieron cerca de Luis durante sus 40 años de magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario