jueves, 2 de mayo de 2013

Ruido de Magia


El pasado sábado Lito Epumer, Machi Rufino y Cristian Judurcha se presentaron en Boris con su Power Trío y contaron con la presencia estelar del bandoneonista Rodolfo Mederos.


Con el tiempo quedó claro que Boris es el lugar ideal para poder disfrutar de este tipo de recitales. Con una estructura que permite una excelente visión y con un sonido impecable se convirtió en el lugar elegido por los músicos para conciertos más “íntimos”. Todas las semanas diferentes artistas completan la cartelera y el sábado 27 abril fue el turno del Power Trío integrado por Lito Epumer en guitarra, Machi Rufino en bajo y Cristian Judurcha en batería.

Pasadas las 22hs el trío se subió al escenario y comenzaron a tocar los temas que integran el único disco de la formación. Una sólida base conformada por la dupla Judurcha-Rufino daba lugar a los riffs y los solos que Lito Epumer ejecutaba desde su Gibson SG. La técnica y el buen gusto de Epumer generaban la atención de todos los espectadores que le retribuían con aplausos su música.


Pasada una hora de concierto hubo una pausa para luego dar comienzo a la segunda y última parte de la noche. Una vez que los músicos volvieron al escenario presentaron al invitado estrella: el bandoneonista Rodolfo Mederos. 

A partir de ese momento el nivel emotivo se acrecentó aún más.

El maestro Mederos dio una clínica con cada nota que salía de su bandoneón. Sus 73 años dan fe de su pasión y su sabiduría. Con una partitura delante y el instrumento entre sus manos da la impresión que transita los mejores instantes de su vida. Sus gestos son la expresión de alguien que está sintiendo intensamente lo que hace y el bandoneón responde con la misma emotividad.


Mederos comenzó haciendo sonar una versión instrumental que se entrelazaba con las melodías de “Muchacha ojos de papel” de Luis Alberto Spinetta. Luego el Flaco seguiría presente en la atmósfera musical de Boris cuando sonaron canciones de Invisible como “Durazno Sangrando” y los “Libros de la Buena Memoria”.
Para cerrar el concierto sonaron algunos temas más de “Power Trio” donde los músicos hacían lugar para sus solos y sus melodías eternas.


Da placer poder conocer y disfrutar en vivo de músicos e instrumentistas de este nivel, que sin prensa y con mucho esfuerzo pueden llevar adelante un proyecto plagado de talento. Y da más placer aún que Boris haya estado colmado a pesar de ello y de la intensa lluvia que amenazó a la Ciudad de Buenos Aires.



No hay comentarios:

Publicar un comentario