martes, 17 de diciembre de 2013

Doctor de la música

Charly García recibió anoche en la Universidad de San Martín la distinción de Doctor Honoris Causa y tocó varios de sus clásicos.


Carlos Alberto García Lange fue galardonado con el título de Doctor Honoris Causa en el Auditorio Carpa del Campus Miguelete de la Universidad de San Martín e interpretó un puñado de clásicos que hicieron emocionar al público presente.

En una tarde agobiante, donde el sol comenzaba a ocultarse para dar un leve respiro, cientos de personas aguardaban para ver al genial Charly Garcia en un alucinante y moderno espacio que la Universidad destina para eventos.

Con la capacidad totalmente colmada, varios centenares de personas se pusieron de pie para recibir a Charly que bajó de una limousina blanca y fue ovacionado.


El rector de la Universidad, Carlos Rafael Ruta, dedicó un discurso al músico explicando los motivos que llevaron a la institución a entregarle a entregarle el máximo título honorifico posible. Ruta se mostró muy emocionado ante la presencia de Charly y todas sus palabras fueron con ferviente admiración.

Luego, Lalo Mir fue el encargado de “justificar” el premio otorgado y enumeró una serie de cualidades del músico y de vivencias que lo llevan a cumplir los requisitos para ser considerado Doctor. “Yo no quiero ser doctor, sólo quiero ser un enfermero”, cerró el locutor ante una nueva ovación del público.


Charly subió al escenario y recibió una serie de regalos de la Universidad, entre los que se encontraban libros (dos de ellos del padre de Charly), un toca discos de más de cien años de antigüedad y una guitarra Gibson, cortesía de un grupo de alumnos. Charly, muy conmovido, pronunció: “Coincidencias. Yo traje la tapa del libro de mi padre como amuleto, como homenaje. Él era mi ídolo científico”. Luego habló de los Beatles y la pasión que despertaron en él. “Los Beatles me dieron el ejemplo que se podía ser joven y componer además de tener limousinas y millones de fans”, dijo entre risas y finalizó explicando la clave de su éxito: “Nunca tuve plan B en mi vida. Lo único que tuve siempre fue un Plan A”.

La parte más esperada llegó con los primeros acordes de “Desarma y sangra”. Charly estuvo acompañado por el Zorrito Von Quintiero, Fernando Samalea, Rosario Ortega y dos cuartetos de cuerdas. Sonaron los clásicos “Vos también estabas verde”, “Los Dinosaurios”, “Canción para mi muerte” y “Eiti Leda”.


Charly Garcia parece ser su propio doctor y olvidarse de todos sus problemas cada vez que se sienta en el piano y comienza a ejecutar una música sanadora que atravesó los poros de varias generaciones y sirve de guía de las últimas décadas de nuestra historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario