viernes, 30 de agosto de 2013

Aplaudan en el Luna

Illya Kuryaki and The Valderramas presentó oficialmente “Chances”, su último material discográfico, frente a una multitud en el Luna Park.


La banda liderada por Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur presentó el miércoles su último trabajo de estudio, “Chances”, editado a finales del 2012. Luego de una gira que los llevó por todo Latinoamérica y por el interior del país, IKV desembarcó en el Luna Park para dejar registrado un show imponente que será editado en DVD.

Con sólo ingresar al estadio y observar el escenario que montaron a espaldas de la Avenida Madero ya se imaginaba un show épico. Si a eso le sumábamos la noticia que se grabaría un DVD ya no había margen para el error.


Unos minutos después de la hora pautada las luces se apagaron para que se encienda un arsenal lumínico que se proyectó sobre el fondo del Luna Park. Con una pista sonando a modo de introducción, los músicos tomaron ubicación sobre los dos pisos que fueron montados en el escenario. En la parte superior Carlos Salas en percusión, Pablo González en batería, Rafhaell Arcaute en teclados y la sección de vientos encabezada por Ramiro Flores y Sergio Wagner, y en la parte inferior Matías Rada en guitarra y Francisco Fattoruso en bajo hicieron sonar los primeros acordes de “Helicópteros”. Sobre los laterales descendieron Dante y Emmanuel para comenzar con un show largo, emotivo e intenso.


Se interpretaron casi todos los temas del último disco, con excepción de “El encuentro”, “Madafaka” y “Soy música”. La lista alternó las canciones de la nueva etapa de IKV y los clásicos de siempre. Entre ellos “Chaco”, “Expedición al Klama Hama”, “Jugo”, “Trewa” y “Latin Geisha” hicieron vibrar y bailar a todo el estadio.

Sin dudas uno de los momentos más emocionantes de la noche se produjo cuando Dante lanzó “este es nuestro homenaje al Nº 1” para presentar “Águila amarilla”. Mientras sonaba la emotiva canción incluida en “Chances” se proyectaron imágenes de Luis Alberto Spinetta sobre las enormes pantallas que enaltecieron aún más el nivel del concierto.


El extenso show puede dividirse en varias partes. Vera Spinetta formó parte del primer tramo musical como corista en “Discovery Buda”. Luego de un puñado de canciones hubo lugar para recordar aquellos primeros temas que fueron editados en “Fabrico cuero” hace más de dos décadas atrás. Para interpretar esos clásicos,  Francisco Fattoruso, Pablo González, Matías Rada y Carlos Salas formaron un set de percusión sobre el cuál Dante y Emmanuel cantaron “Fabrico Cuero”, “No way José” y “Es tuya Juan”, entre otras.

Otro de los fragmentos del show fue ejecutado en formato acústico por Dante, Emmanuel y Matías Rada. Entre los tres músicos y sus tres guitarras electroacústicas crearon una atmósfera ideal para “Lo primal del viento” “Ninja mental” y “Virgen de Riña”, que se amalgamó con el final de “Muchacha ojos de papel” de Luis Alberto Spinetta.


Antes de finalizar otra de las partes del concierto apareció Edd Motta, un reconocido músico brasileño de funk, para participar en “Monta el trueno” con su imponente voz.


Tras algunos minutos, Dante y Emmanuel se repartieron una balada cada uno para hacer lucir el talento de sus músicos que fueron crearon diversos climas durante todo el show. “Ruégame” fue para Dante, que dedicó la canción a su pareja Luz Cipriota, y “Abismo” para Emmanuel Horvilleur. Luego llegó el demoledor final con “Remisero” y “Abarajame”, que hicieron saltar a las más de 8.000 personas que colmaron el Luna Park y demostraron que IKV volvió para ser una de las mejores bandas de nuestra escena, con un sonido demoledor y un nivel propio de un show del “primer mundo”.




 

jueves, 22 de agosto de 2013

La columna de Martín Yubro

Buen día para todos!

Hemos estado hablando a lo largo de 7 columnas de los modos griegos de la escala mayor.

Hoy nos vamos a ocupar exclusivamente del V grado de una escala al que definimos como DOMINANTE, pero antes de hablar de el tenemos que saber por que se le llama asi, y esto tiene que ver con dos notas que están en la escala y que son las:

SENSIBLES

En la escala mayor existen dos notas muy importates, son el IV y el VII grados. Estas son las notas sensibles de la escala.

C  D  E  F  G  A  B

El IV grado se denomina sensible modal y el VII se denomina sensible tonal.
Son sensibles por que justo se encuentran en los lugares donde hay semitonos en la escala, Si venimos tocando la escala y frenamos en estas notas podemos percibir la sensación de que algo queda suspendido en el aire, si lo hacemos frenando en F, esa sensación “resuelve” cuando tocamos el E (que es la nota que más cerca está) y si lo hacemos frenando en B vamos a experimentar algo parecido resolviendo en C.

Estas dos notas “resuelven por semitono”
F en E
B en C
Cuando F y B las tocamos juntas producimos el sonido con mayor tensión de la escala. Este sonido se denomina TRITONO.
¿Por qué?
La distancia que hay entre estas dos notas es de tres tonos, tanto como de F a B, como de B a F (siempre en el mismo sentido)
Estás dos notas se encuentran en la estructura del acorde DOMINANTE.

DOMINANTE:
Es un acorde mayor con septima menor,
ej: G7 : G B D F

Ocupa el V grado de la escala, y es el acorde con mayor tension de esta. Por lo que es el acorde mas importante de la tonalidad, es el encargado de generar la tension necesaria para resolver hacia el I grado.

Cuando nosotros tocamos V – I , si estamos en C mayor tocaríamos G7 – C,
Y en C menor G7 - Cm
Estamos usando “tensión – reposo” 
Esto es lo que define una tonalidad, y se llama CADENCIA, cuantas más veces aparece, más claro queda el sonido de la tonalidad en la que estamos.

Asimismo existen diferentes tipos de Dominantes,

PRIMARIOS (que son los dominantes de la tonalidad, hay uno por tonalidad)
G7 - Cmaj (para la tonalidad de C)

Y luego encontramos  a los dominantes SECUNDARIOS tonales que son los dominantes de los demas acordes de la tonalidad, ej:

Cmaj7   Dm7   Em7   Fmaj7   G7    Am7   Bm7b5
G7         A7       B7     C7                 E7      

Cada uno de estos dominantes son V grado de cada acorde que tienen escrito encima aunque no pertenecen directamente a la tonalidad de C mayor.
Son usados muchas veces como acordes de paso para preparar al oido a escuchar el nuevo acorde
Por ej:

Para esta progresión de acordes
Cmaj    /     Dm7     /    G7    / Cmaj
Podria usar
Cmaj  A7  /   Dm7  D7  /  G7    / Cmaj  G7

Espero que les haya servido, cualquier consulta será respondida.
Gracias!

Martìn Yubro

guitarrista, compositor, docente

martinyubro@hotmail.com


miércoles, 14 de agosto de 2013

El sano virus de ser baterista

Nicolás Méndez habla sobre su carrera como músico en todas sus aristas: es baterista de Virus, tiene su proyecto solista, da clases y editó el libro "Entrenamiento creativo para batería". 


¿Cómo y cuándo comenzaste a tocar la batería?

 Empecé a los 15, pero hasta los 20 no quise tomar clases, lo cual fue una estupidez.

¿Qué músicos motivaron que elijas ese instrumento?

Gustavo Rowek, que por esa época ensayaba en el garage de casa con mi hermano mayor, Augusto. Tenían una banda de heavy metal que me rompía la cabeza. La bata quedaba en casa y yo a veces me sentaba un ratito sin permiso.


¿Cuándo decidiste dedicarte a la enseñanza?

A los 22, creo. Empecé a pegar carteles de clases de batería por la calle mientras trabajaba de operador técnico en una FM. Cuando llegué a tener  10 alumnos, renuncié a la radio. Siempre me gustó dar clases.

¿Cómo surgió la idea de publicar tu libro "Entrenamiento creativo para batería"?

Surgió porque necesitaba ordenar y compartir con otros ejercicios e ideas que venía estudiando y practicando. Fue una experiencia muy buena, porque el libro va con un cd con todos los ejercicios grabados, así que grabé uno por uno todos los ejercicios. Y además conté con la valiosa colaboración de más de diez bajistas que se coparon y grabaron bases tremendas junto con los ejercicios. Participaron bajistas grosos: Matías Méndez, Hernán Jacinto (que es pianista y tecladista, pero me grabó unos bajos Moog), Ariel Naón, Fósforo García, el Pollo Fuertes, Martín Santillán, Mariano Escudero, Nicolás Courreges, Daniel Baños, Franco Fontanarrosa y Ezequiel Kronenberg. Tiene en este sentido un parecido con el libro de Fernando Martínez, “Funk Grooves”, porque en los dos se puede silenciar la batería y usar las bases de bajo para tocar arriba.


¿Creés que los jóvenes que están surgiendo en la música, y puntualmente en la batería, destacan mucho más cuestiones técnicas que años atrás?

No sé, puede ser... Creo que siempre hubo bateros jóvenes muy talentosos y muy fuertes técnicamente. Por suerte, eso en este país nunca faltó.

¿Qué aspectos creés que son fundamentales para poder crecer y tener versatilidad en el instrumento?

Yo nada más puedo decirte lo que a mí me rinde, que es tocar todos los días unas cuantas horas. Desde hace un tiempo estoy tratando de desarrollar lo más posible ciertas cosas que me salen más o menos naturalmente. Eso creo que es muy importante: prestar atención mientras improviso cualquier cosa y detectar las ideas o los enfoques que me salen más o menos naturalmente, y, una vez detectados, valorarlos, porque pasa mucho que lo ajeno tienta más y parece más interesante, quizás porque resulta más sorprendente, un poco como lo que nos pasa cuando no valoramos la música de nuestra región, cuando por mirar demasiado hacia afuera nos olvidamos de lo bueno que podemos dar nosotros. También trato de escuchar de todo. Y me junto con otros bateristas a zapar y a practicar cosas difíciles.


¿Cómo se dio tu entrada a Virus?

Gracias a Ariel Naón, bajista de Virus desde hace más de 10 años y gran amigo. Él me contó que buscaban batero, allá por 2009, creo. Me pidió que me aprendiera 2 temas para una audición que iban a hacer. Fue una experiencia increíble. Eran 2 temazos: Pronta Entrega y Destino Circular. Estuve una o dos semanas tocándolos sin descanso para agarrarles bien la onda. Yo tocaba con “Zanahoria” en ese momento, y con “Zanahoria” los tempos eran siempre más lentos y apacibles, más tirando al soul y al reggae, casi sin toms, sin el frenesí y el vértigo que tienen las canciones de Virus. Me acuerdo que a la audición llevé mi bata, para estar cómodo, de maniático que soy a veces.

¿Creés que aún hoy Virus sigue influenciando músicos como en sus comienzos?
Creo que hay mucho para aprender de lo que tocó Mario Serra en los discos de Virus. Hay un tema que se llama “Bandas Chantas” que no se puede creer lo que tocaba, verdaderamente revolucionario. Se zarpó, es otro tema que me mata lo que hace en el estribillo con el hi-hat. “Tontos de lenta evolución” y “Wadu wadu” también me parecen mortales, y difíciles de hacerlos sonar como en el disco original. Es una banda con muchos pero muchos temas, además, creo que va a seguir ejerciendo influencia durante un largo tiempo.


Contame cómo surge tu disco solista y cómo es gestar las canciones desde la batería.

Yo hice antes “Cactus”, que es un disco bastante deforme. Y en el disco de “Piel de Tortuga” los temas los compuse yo. Así que más o menos venía preparado. Lo nuevo nuevo fue animarme a cantar. Me costó mucho. Pero las canciones nacieron desde la viola, no desde la batería.

¿Qué set estás usando actualmente para tocar?

Con Virus uso una Gretsch New Classic con bombo de 20´´, toms de 12´´ y 14´´ y tacho de 14´´ x 6,5´´. Platos tengo un crash Istanbul Emirhan de 19´´, un Hi-hat Zildjian Custom Session de 14´´, un ride Zildjian Constantinople de 22´´ y un crash de 17´´ Zildjian K custom.


¿Qué proyectos tenés a futuro?

Componer música nueva y tocar en vivo un poco de todo lo que vengo haciendo... Y un libro nuevo, pero cuando sea el momento.


Piel de Tortuga:
 http://youtu.be/x9CacIcSk_Y

 Cactus:
 http://youtu.be/UURLKZPVkKU

 Zanahoria:
 http://youtu.be/8bc_ScEa23M

 Videos actuales de batería solamente:
 http://youtu.be/Xtt10vIyEHQ
 http://youtu.be/YaX0H9I8-ic

 Salida al Mar:
 http://youtu.be/YcAkXBChFa8



miércoles, 7 de agosto de 2013

Modos de la Escala Mayor [La columna de Martín Yubro]

Séptima y última entrega sobre los modos de la escala mayor.

Recomiendo ampliamente, imprimir y releer los diferentes modos. El material ha sido acumulativo, recuerden que es un primer acercamiento al tema, no es fácil y es mucha data.

Para simplificar un poco el entendimiento de los modos que ya hemos visto hablemos de su uso.

El sonido del modo que ejecutemos dura lo que dura el acorde correspondiente.

Por ejemplo:
Quiero tocar el modo Lidio (que es el IV modo de la escala mayor) en F, osea, F ocupando el IV grado de una escala, ¿que cuál es?.......
La escala de C mayor. ¿No?

C   D    E   F    G   A    B

Lo que tengo que hacer es, sobre el acorde de F mayor, tocar con la escala de C mayor. De esta manera consigo ese sonido. Ahora, cuando cambio de acorde, cambia el modo.

En un tema que por ejemplo toquemos.

4/4    F      /        Am       /        C       /        G       ://

Podemos tocar la escala de C mayor a lo largo de toda la progresión, y lo que vamos a conseguir es en el primer compás el sonido Lidio, en el 2º el sonido Eólico, en el 3º el Jónico y en el 4º el mixolidio. Todo esto hablando a grandes rasgos.

En fin, de alguna manera siempre tocamos la misma escala, pero lo que importa es sobre QUÉ ACORDE TOCO LA ESCALA.

Si la toco sobre C, es Jónico.
Si la toco sobre Dm, es Dórico.
Si la toco sobre Em, es Frigio.
Si la toco sobre F, es Lidio.
Si la toco sobre G, es Mixolidio.
Si la toco sobre Am, es Eólico.
Si la toco sobre Bm b5, ¿es?

¡Locrio!, y es el modo que vamos a ver ahora.

Locrio (es el modo que corresponde al VII grado de la escala pero usado como primero, sería la escala de Db mayor comenzando en C)


C     Db    Eb     F     Gb     Ab     B
ST          T         T       ST       T          T

Las tétradas resultantes de esta escala son:

Locrio
Cm7b5     Dbmaj7     Ebm7     Fm7     Gbmaj7    Ab7    Bbm7
                                  ST               T           T          ST             T         T

Eólico
Cm7    Dm7b5    Ebmaj7    Fm7    Gm7     Abmaj7    Bb7
                                     T             ST            T        T          ST              T

La diferencia entre la escala Eólica (natural) y la Locria está en el II grado, que en la eólica es mayor y en la Locria es menor y en el V grado que es bemol, ésta es la más importante del modo. Por lo que sumando esta nota al acorde de I grado nos queda un acorde m7b5, llamado también semidisminuido.
El acorde característico del modo resulta ser Cm7b5.

4/4       Cm7b5      /       Cm7b5      ://





Para escuchar su sonido podemos tocar entonces la escala de Db mayor sobre el acorde de Cm7b5 resaltando la nota Gb que es la quinta bemol de C.

Martìn Yubro
guitarrista, compositor, docente






viernes, 2 de agosto de 2013

“No me imagino sin una batería al lado mío”

Axel Stahler, baterista de Armant -una de las bandas under con mayor proyección de la actualidad-, nos cuenta acerca de su crecimiento como músico y del buen momento que atraviesa el grupo de rock


“Siempre amé la música, desde que tengo memoria, así que era cuestión de tiempo que me enganchara con algún instrumento. Empecé con la guitarra, por un primo que me tiró un par de consejos y, al poco tiempo, a los 12 años, me pasé a la batería. Recuerdo que la mamá de un viejo amigo me comentó que tenía ritmo, al verme batuquear un redoblante y esa fue suficiente motivación como para pisar a fondo y no parar. Con el paso del tiempo ésto se profundizó y, hoy en día, no me imagino sin una batería al lado mío”, describe Axel como claro reflejo de su pasión por la música.

                               
¿Estudiaste batería o sos autodidacta?

Me considero autodidacta ya que hasta los 21 años aprendí sólo. Me pasaba horas después del colegio, en mi departamento, pegándole a los almohadones o sillones mientras escuchaba grupos como Led Zeppelin, The Jimi Hendrix Experience o The Beatles, de fondo. Recién a los 17 años conseguí mi primera y única batería (regalo de un primo de mi vieja) y ahí la historia cambió ya que comencé a poder aplicar verdaderamente lo que antes practicaba en mi batería “imaginaria”. Paralelamente me enganché con “Armant” así que la etapa de mayor avance y aprendizaje claramente fue esa. Me metí en una banda donde ya tocaban músicos, a mi consideración espectaculares, lo cual hizo que me exigiera bastante para lograr estar a la par.
Después de esto, a los 21 años, sentí que ya era hora de empezar a estudiar con un profesor así que tomé cuatro meses con Fito Messina, un genio. Me modificó muchas costumbres “cavernícolas” que traía conmigo a la hora de tocar, sin cambiarme en absoluto el estilo (esto es importante destacarlo), y me enseño lectura. Lamentablemente por disponibilidad laboral tuve que abandonar. Hace un año y medio retomé, muy paulatinamente debido a su acotada agenda, con Pipi Piazzolla. Para mí está en el top five de mejores bateristas históricos de Argentina, así que cualquier consejo suyo es un mundo de enseñanza. A su vez, desde hace tres meses, complemento con Nikko Taranto, cada dos semanas. Él debe ser, por lejos, uno de los mejores bateros que hay en la escena del rock. Su técnica es tremenda y su estilo también. Además, somos del mismo palo musical así que se arma un ida y vuelta de data muy interesante.

¿Qué bateros y bandas te influenciaron?

La verdad que hay un montón que me gustan y de los cuales siento que me influencié bastante pero, por lejos, los que tengo “tatuados” son John Bonham (Led Zeppelin), Mitch Mitchell (The Jimi Hendrix Experience), Keith Moon (The Who), Abe Laboriel Jr. (Paul McCartney) y Stewart Copeland (The Police). Si me pongo a describir a cada uno sé que no podría terminar más ya que soy un apasionado de su estilo y me pasé horas observando sus videos. Pero si hay algo en lo que todos coinciden es claramente su espontaneidad y altísimo nivel de energía, al momento de ejecutar su instrumento. Al margen del groove, virtuosismo, etc. Su energía es de otro planeta, literalmente. En cuanto a grupos son, ante todo, aquellos de los 60’s y 70’s. Led Zeppelin, Jimi Hendrix, ACDC, Creedence, The Beatles, Pink Floyd, Iron Maiden, etc. Desde ya que también Pearl Jam, Nirvana, Alice in Chains, FooFighters, etc. me han marcado a pleno.


 ¿Cómo se gestó Armant?

Nuestra hermandad se comenzó a gestar hace ya bastante tiempo. Saimon y Fede se conocen desde la primaria, junto a Santi también (ex integrante y actualmente asiduo invitado a los shows), así que se juntaban a tocar, componer, hacer covers, etc. siempre que podían. Así comenzó a crecer la cuestión hasta que, luego de un suceso de formaciones, se definió el power trío que somos (en el 2008). La historia se puso cada vez más seria y, hoy en día, sentimos que comenzamos a pisar en el ambiente. Hemos tenido la oportunidad de grabar dos materiales de estudio (disco y EP), compartir escena con bandas internacionales, participar de festivales masivos, realizar giras por el interior, tocar por todo Bs. As y aparecer en reconocidos medios de comunicación. Estamos muy felices de ésto, no nos podemos quejar de nuestra trayectoria hasta el momento, pero nunca vamos a aflojar ya que es lo que realmente nos llena. Toquemos para una o cien mil personas, siempre vamos a poner lo mismo con tal de que les llegue nuestra música. 

¿Cómo se creó el nuevo disco y qué cambios notás con respecto a lo anterior?

El nuevo material de estudio se creó ya que, en los últimos meses del 2012, compusimos una gran cantidad de temas y queríamos arrancar el año mostrando lo que traíamos, entre manos. Además, ya había pasado un buen tiempo, desde el primer disco, así que era hora de lanzar algo nuevo. Decidimos que un EP era la mejor opción. Trabajamos con la dupla Taverna–Taranto lo cual fue, sin lugar dudas, una experiencia enorme. Sumamente productiva y confortable. A Taverna lo conocemos desde la infancia y siempre ha sido nuestro "padrino musical", por así decir. Sabíamos que sería parte del proyecto, desde el día uno que comenzamos a planificarlo. Es un gigante, de la mezcla, y conoce a la perfección el sonido que pretendíamos. A Taranto lo buscamos, también, ya que era el productor indicado para estos tres temas, que son bien power y stoners. Ha producido una inmensa cantidad de grupos, del género, por lo que su conocimiento es realmente amplio. Escuchó nuestras composiciones y las interpretó muy bien para, de esa manera, nutrirlas juntos. Se destaca su versatilidad, a la hora de desenvolverse, porque puede dar consejos para todo. Desde las cuestiones súper básicas hasta las más complejas.  En cuanto al primer disco, por un lado, cambiamos en un montón de cuestiones y, por otro, seguimos manteniendo la misma metodología. A la hora de "sentarnos" a componer fue bastante parecido ya que las canciones surgieron de zapadas, en el ensayo, o de juntar ideas, entre los tres. Pero en cuanto a las composiciones (desde lo musical y poético, propiamente dicho) la diferencia es notable. Las letras fueron elaboradas con una carga mucho más importante, al igual que las melodías de la voz. El sonido es más contundente y unidireccional.  A su vez, los nuevos temas fueron creados en un mismo contexto mientras que en el primer disco había canciones que, por ejemplo, veníamos interpretando desde hace varios años. Lo que sí realmente modificamos (y es importante resaltarlo) fue a la hora de grabar y cómo lo encaramos. En esta oportunidad hicimos todo en una jornada, tocando juntos en una misma sala, de toma directa y en vivo. A lo "vieja escuela" por así decirlo mientras que, en el disco debut, la situación había sido más "nueva escuela". La frescura claramente es otra. Más allá de los parecidos o diferencias, la realidad es que "Mal de Cambios", es un trabajo en el que sentimos la maduración de Armant. 


 ¿El hecho de ser jóvenes qué ventajas y desventajas creés que trae?

Habernos enganchado en la música, desde tan jóvenes, claramente es una enorme ventaja. Que los tres hayamos descubierto, alrededor de los diez años,lo que nos apasiona en la vida, más allá del éxito que pueda generar y demás, es algo que no se compara con nada. Sabemos que, pase lo que pase, mientras haya algo para tocar o cantar la cuestión siempre va a andar. También, hemos pasado horas y horas ensayando juntos y vivimos un montón de momentos en conjunto lo cual hace que ésto se note en la química de la banda. Personalmente siento que cuando toco con otros músicos la puedo pasar, quizá, muy bien pero jamás como cuando lo hago con Fede y Saimon. Las desventajas fueron que, lógicamente, tuvimos que pagar bastante derecho de piso para mostrar de lo que éramos capaces y, de esa forma, que nos comiencen a escuchar. Hoy en día nunca falta el gil que, por verte joven, menosprecia tu arte o te intenta pasar por arriba, a la hora de hacer negocios, pero ya aprendimos a cómo manejarnos.

¿En que los ayuda que Zeta esté en el entorno de la banda?

Zeta fue parte de un grupo que marcó un antes y después en la historia de la música latinoamericana, así que imaginate que maneja una biblia de consejos musicales, historias, etc., de situaciones que nosotros estamos viviendo y él ya las vivió. Escuchar, por ejemplo, sus anécdotas en un asado es genial. De alguna manera, nos anticipó muchas cuestiones. Al margen de ésto, lo más importante, es que siempre ha sido sumamente respetuoso con nuestra decisión de hacer solos nuestro camino como músicos. Él sabe bien del esfuerzo que le metemos y lo que nos significa. Siempre dejó que nos auto-manejemos y abramos nuestras propias puertas. Desde ya que muchas veces se copa y twittea o postea algún video nuestro y está buenísimo, se lo agradecemos.


Siendo una banda under, ¿creés que hay buenas posibilidades y lugares para poder tocar en vivo?

Lugares buenos hay, desde ya, y bastantes, pero también faltan posibilidades. El gran problema igual pienso que son los arreglos. Más al principio accedimos a tratos que, viéndolo en retrospectiva, me causan tristeza. Cómo algunos empresarios se intentan aprovechar y juegan con las ganas que tenemos los grupos de mostrarnos. Hoy en día, logramos cambiar la situación y ya sabemos nuestras condiciones mínimas.
Si se compara con otros países, según lo que me han contado artistas que estuvieron afuera, no estamos bien.

¿Qué set estás utilizando actualmente para tocar?

Para ensayar uso mi única y preciada batería: una Pearl Forum. Tiene Bombo 22’, tom 12’ y tom de piso 16’, con parches Remo Coated Ambassador o Coated Emperor para los toms y Clear Powerstroke III para el bombo. En cuanto a la batería, los que conocen saben que es una compañera de batalla, gama media de la marca, pero lo que tiene a favor es que ésta es de mediados de los 80’s. La verdad que, en esa época, le ponían mucha más onda y los instrumentos suenan, en mi opinión, bastante mejor que los nuevos (siempre y cuando hablemos de gamas medias porque las gamas altas son increíbles en cualquier época). No había tanta demanda como ahora. Así que, en mi opinión, suena tremenda. Sí me equipé muy bien a nivel platillos, redoblante y hardware. Platillos uso un Hi-Hat 14’ Zildjian K/Z, Big Ride 24’ Paiste 2002 Reverend AL´s y Sweet Ride 21’ Zildjian Avedis (como crash). Redoblante uso un Slingerland Sound King 14x6.5’, de los 70’s. Pedal de bombo un Pearl Eliminator P2000c. Hardware uso todos los soportes Pearl 900, excepto el de Hi-Hat que es un Pearl H-1000. Banqueta Gibraltar, tipo Moto.
Para grabar “Mal de Cambios” usé, cortesía de Nikk Taranto (quien también fue el Drum Doctor e hizo un laburo excelente), bombo 24x18 Mapex Orion, Tom 12x9 DW Collectors serie, tom piso 16x16 DW Collectors serie, redoblante 14x8 Pearl Vinnie Paul signature, pedal Pearl Eliminator P2000c, hi hat 14 Zildjian A New Beat, crash-ride 21 Zildjian K, ride 24 Paiste 2002 reverend AL´s y ride 21 Zildjian A Sweet Ride. Todo con el mismo Hardware que tengo.


¿Qué proyectos tienen a futuro?

Nuestro proyecto a futuro desde ya que siempre va a tener como objetivo que la banda crezca a nivel llegada y, ante todo, a nivel musical. Pase lo que pase siempre seguiremos tocando. Para este año, es que “Mal de Cambios” explote de la mejor manera. Se están dando lindas cosas como para que ésto pase. Se viene un gran número de shows por delante, gira por el interior, presentación en un festival masivo y participaciones en diversos medios. Se pueden enterar todo, a través de nuestra página web oficial, así que los esperamos.