martes, 22 de octubre de 2013

“Lo más importante es pasar la mayor cantidad de tiempo tocando en una sala de ensayo”

Bochi, bajista de Massacre, nos cuenta su historia como músico, los comienzos en la banda y toda la evolución que los llevó a ser una de las bandas más importantes de la escena.
                                   



“Yo tendría cerca de 13 años cuando arranqué  a tocar y con dos compañeros de la escuela  armamos una banda, éramos chicos. Antes de que aprendiésemos algo, consigamos instrumentos y un lugar para ensayar  teníamos el nombre para pintar con aerosol en la pared. Así arranqué con un par de clases de guitarra pero después me gustó más el bajo y cambié”, recuerda Bochi acerca de sus comienzos. 

¿Continuaste con esas clases o pasaste a ser autodidacta?

Fue raro porque al principio como no sabíamos tocar  ni una nota, ni nada, así que era importante aprender lo básico para tocar las canciones de los grupos que nos gustaban. Para mí al comienzo lo que más me servía eran los ejercicios de digitación, para saber mover las manos, pero me di cuenta que lo importante era el tiempo que pasaba en mi casa tocando y también pasar la mayor cantidad de tiempo en una sala tocando más que en una clase con profesor. Por eso me armé mis propios métodos para aprender  y mientras fui a la escuela me enganché en cada banda que pude  para tener más ensayos en la semana,  pensaba que saber tocar más canciones era la mejor manera de aprender.  Muchos años después tomé un par de clases pero no duré mucho y al toque volví a mi método autodidacta.

¿Cómo se dio tu ingreso a Massacre?

Yo tocaba en un grupo que se llamaba “Uaita”, compartimos algunas fechas con Massacre y además era amigo de Fede que hacía poco había empezado a tocar con ellos. Entonces cuando se fue el bajista anterior él les hablo de mí y me invitaron a un ensayo a probar. Estuvo muy bien  porque había una gira al norte del país apenas un mes después y me tuve que apurar a sacar muchos temas en poco tiempo y me parecía la mejor manera de empezar. Los shows de esa gira me gustaron mucho. El viaje y convivir unos días hizo que nos conociéramos mejor y al poco tiempo, cuando tocamos en Buenos Aires ya me sentía bien en la banda y con los temas. Justo se dio que con mi grupo anterior “Uaita” estábamos llegando al final de una etapa y queríamos parar un poco así que pude comprometerme con Massacre.

 ¿Qué cosas crees que se modificaron en la banda desde tu ingreso?

La idea del principio fue que tocase los temas que ya estaban como eran, pero  yo entré justo para la composición de “Aerial”  donde tuve toda la libertad en los temas nuevos de tocar lo que quería. Me llevó bastante tiempo acoplarme a su estilo porque yo venía de una banda donde el bajo era muy protagónico, con más notas y más arreglos, mientras que en Massacre  la base es más lineal con más variedad de intensidades y matices. Al principio me parecía que iba a ser fácil pero no.  Me costó bastante agarrarle la onda porque yo venía de tocar todo muy al palo; y me sigue costando. Creo que el resultado de eso, cuando realmente hubo una modificación del sonido y del concepto, fue  varios años después cuando se afianzó la formación actual con Charly en la batería. Los cambios de integrantes nos hicieron perder mucho tiempo, más por haber cambiado dos veces de baterista. Lleva tiempo que el bajo y la batería toquen juntos bien y sentirse cómodos; tuvimos  y tenemos que practicar bastante.


¿A qué atribuís la mayor repercusión que tiene la banda hace unos años?

Creo que fue por muchas cosas a la vez: primero que nada la difusión que aportó la compañía, los festivales, abrirle a varios grupos internacionales, muchas bandas que nos mencionaban como influencia, coincidiendo con un buen momento de la banda. La salida de el disco “El Mamut” fue una bisagra total para nosotros, porque empezaron a pasar cosas que nos sorprendían mucho: la llegada a Obras, el Luna Park, salir de gira con los “Fabulosos Cadillacs” por México y todas esas cosas que hicieron que la prensa nos dé más bola, que nos pasen en cualquier tipo de radio y poder empezar a recorrer el país tocando en todas las ciudades y no sólo en Córdoba y Rosario como hacíamos antes. Pienso que fue fruto de una carrera larga en la que pusimos mucho trabajo y tiempo.

¿Pensás que ese salto modificó un poco el estilo que siempre tuvieron?
La verdad creo que no. No sé cuál era el estilo que siempre tuvimos porque cada disco tiene un estilo diferente. Sí pienso que hubo una evolución natural como músicos, como personas, que ahora tocamos mucho mejor, y que de entrada nos animamos a composiciones más ambiciosas y complejas. Creo que ahora hacemos las cosas más tranquilos y, en todo caso, el salto que dio la banda nos sumó profesionalismo para trabajar mejor, pero no creo que tenga que ver con lo musical. Ahora hay más gente que nos conoce y que opina de Massacre bien o mal, pero a nosotros nos sigue gustando lo mismo que antes.


¿Qué equipamiento utilizás actualmente?

El equipamiento que uso es muy simple: Ampeg SVT 350 con una caja Ampeg de 15´´ y otra caja Ampeg de dos de 12´´. Siempre uso en vivo el  pedal Sansamp como caja directa, con un poco de efecto, y un micrófono en la caja de 15´ del equipo. Tengo un bajo Fender que lo uso con otra afinación para algunos temas y otro bajo de luthier (Gustavo Cícero), que es el principal. Ese bajo es una gloria para mí. Hace muchísimos años que somos amigos con Gustavo y él me decía siempre que quería hacerme un bajo, que sabía lo que yo necesitaba, y yo lo deje hacer todo como a él le parecía. Sólo le lleve una foto con la forma que me gustaba y que había visto en una marca inglesa (Burns) y en un tiempo record me llamó que ya lo tenía listo. Me encanta el sonido que tiene, esta re bueno. Todos los fines de semana después de tocar me preguntan por el bajo, y me parece una buena opción hacer un instrumento personalizado. A veces el logo de una marca no garantiza nada.

¿Qué les espera para el resto del año?

Este año estuvimos de gira por muchas provincias y tocamos mucho en Buenos Aires también. Ahora, pronto, están los festivales y tenemos unos shows gratis: sábado 26 de Octubre - Sprite Urban Tour - Estadio Malvinas Argentinas gratis y el domingo 3 de Noviembre en el Quilmes Rock. Antes de fin de año iremos a las provincias que nos faltaron. Mientras estamos en la sala, preparando el próximo disco, que supongo que grabaremos el año que viene.



viernes, 18 de octubre de 2013

Workshop “Como configurar tu Home Studio” Fa Music 09/10/13

El pasado miércoles 09 de Septiembre se realizó el segundo Workshop  de una serie de capacitaciones gratuitas, dirigidas a músicos y técnicos, sobre grabación y producción musical.  El tema central fue “Cómo configurar tu home Studio” y estuvo a cargo de Federico Lindstedf, especialista de producto de la empresa EXOSOUND, representante exclusivo en Argentina de marcas como Audio-Technica, ADAM Audio, TASCAM, Steinberg, RME Audio, entre otras.


En el mítico teatro de San Isidro, “El Viejo Concejo”, el evento se desarrolló de forma muy dinámica abordando las principales temas referentes al Audio Digital. Se comenzó profundizando  interfaces de Sonido TASCAM y RME Audio, marcas que Exosound representa y distribuye a través de FAMusic. Otros de los puntos claves fue abordar sobre qué computadoras y software de grabación trabajar y cómo configurar el resto del equipamiento.

En la segunda parte de la presentación se hizo presente en formato acústico, parte de la banda Proyecto Esencial, compuesta por  los hermanos Adamo (Fernando y Juan Pablo) junto a Juan Manuel Galafassi. En conjunto con el Ingeniero Hernán Melo de Equipo Exosound, se grabó la banda en vivo, explicando desde la elección de los micrófonos, monitoreo de músicos y la plataforma Cubase 7.


Luego de esto se abrió un momento de preguntas en el cual los visitantes podían sacarse todas las dudas e inquietudes que normalmente surgen en el entorno de trabajo personal. La jornada concluyó el sorteo de varios productos de TASCAM, Audio-Technica y Whirlwind que Exosound brindó al público presente.


El balance fue muy positivo y los visitantes se mostraron muy contentos con el evento y los temas abordados. Pronto estarán  disponibles nuevas fechas de esta serie de Whorkshops que Exosound está realizando a lo largo del país.  

martes, 15 de octubre de 2013

La columna de Martín Yubro

RELATIVA MENOR

Cada escala mayor tiene su relativa menor, se entiende por relativa a una escala que empezando desde otro lugar nos quedara con iguales sonidos y acordes a la primera pero en diferente orden.
La regla es que una escala mayor es = a la escala menor de su VI grado
y al revés, que una escala menor es = a la escala mayor de su IIIb grado

Por ejemplo:

La escala de C mayor es = a la de A menor NATURAL

Cmaj7   Dm7   Em7   Fmaj7   G7    Am7   Bm7b5

Escala de Am NATURAL:

Am7   Bm7b5  Cmaj7   Dm7   Em7   Fmaj7   G7   

Estan compuestas por las mismas notas y acordes pero cambia el orden, los intervalos y por supuesto su sonido y carácter.

I m7      II m7b5     IIIb maj7    IVm7      V7            VIb m7      VIIb  7
      tono        semitono        tono        tono    semitono         tono

Lo que nos dira y hara oir si un tema es mayor o menor es a donde Cadencia=resuelve. (ver entrega sobre Dominantes)
Podemos ver que en la escala menor natural el V grado aparece como acorde menor 7, por lo que no nos sirve como dominante de la tonalidad por que para eso tendria que ser una tríada mayor con la 7 menor. En el caso de Am natural, el V grado es Em7 y para que sea dominante y nos permita cadenciar tendría que ser E7.

Para esto es necesario  aumentar el VII grado de la escala menor natural (solo la nota)
A B C D E F                 G#
                     1 ½ TONO
Por lo que nos encontramos con la escala menor armónica, que tiene en su estructura el VII aumentado. El resto de las notas son las mismas que la menor natural.

Al aumentar el VII grado  muchos de los acordes de la escala se veran modificados, más precisamente los acordes que tenían la nota G en su estructura y ahora tienen a G#;  pero solo le prestaremos antencion a uno ahora. El V grado.

La tétrada que armamos con estas notas para el V grado, o sea para E es
E G# B D = E7, que difiere con el Em7= E G B D que teniamos antes; este sera nuestro dominante primario para la tonalidad de A menor

E7 -  Am7
 V  -   I
Por lo que, para sintetizar momentáneamente, cuando compongamos en tonalidad menor usaremos los acordes de la escala menor natural y cuando queramos CADENCIAR (resolver), recurriremos a este dominante.

Por ejemplo:

4/4    Am      /    Dm      /     Em       /    E7     ://  ó   4/4    Am    /   G    /   F    /    E7    ://

De esta manera en lo que hacemos es acentuar la importancia del Am. Este mismo cifrado podemos tocarlo con acordes 5tas ó power chords, la sensación va a ser parecida, solo que si cuando llega el momento de tocar el E, en vez de tocar el acorde 5ta solamente, le agregamos el G# nos va a dar ese sonido de dominante que estamos buscando.

Espero que les sirva, cualquier consulta pueden escribir a martinyubro@hotmail.com

Gracias!

Martìn Yubro
guitarrista, compositor, docente
www.martinyubro.com.ar
https://www.facebook.com/clasesdeguitarramartinyubro

lunes, 7 de octubre de 2013

Dios no ha muerto

Black Sabbath brindó anoche un show histórico y demoledor en el Estadio Ciudad de La Plata ante casi 50 mil personas y demostraron que están más vigentes que nunca.


Black Sabbath dejó su huella en La Plata con un concierto de casi dos horas donde se repasaron los clásicos de la banda y algunos temas del disco nuevo, “13”. La mítica banda hizo pesar su experiencia y con un sonido imponente deslumbró a los casi 50.000 espectadores que colmaron el Ciudad de La Plata.

El paisaje era ideal: una tarde maravillosa, un estadio de nivel europeo y dos bandas que prometían una jornada inolvidable. Ese clima se palpitaba desde temprano en las afueras del estadio, donde los fanáticos coparon el boulevard de la Avenida 32 a la espera de ver por primera vez a Black Sabbath con Ozzy Osbourne como cantante.


Tal como estaba estipulado, y tras un breve show de Horcas, Megadeth subió al escenario para ir aumentando las pulsaciones de los miles de metaleros que se hicieron presentes. “La sinfónica del Colorado” comenzó a sonar y la energía de Mustaine aumentó como cada vez que pisa suelo argentino. Fueron sonando uno a uno los clásicos: “Hangar 18”, “Wake up dead”, “She-Wolf”, “Sweating Bullets”, “Tornado of souls”, “In my darkest hour”, “Shympony of destruction”, “Peace sells” y “Holy wars”. Con algunos desajustes en el sonido, pero con gran intensidad, Megadeth cumplió y Dave Mustaine volvió a emocionarse con la gente haciendo eterna su despedida entre saludos y agradecimientos.


Pasadas las 9 de la noche el estadio quedó a oscuras y la expectativa y el fervor se apoderaron de los miles de fanáticos de Sabbath. Sin discriminar edades, las tres generaciones se sintieron adolescentes por instante y viajaron algunas décadas atrás mientras el telón negro que cubría el escenario caía al ritmo de “War Pigs” para desnudar toda la música.

Intactos, Tony Iommi, Geezer Butler y Ozzy Osbourne demostraron que son verdaderos Dioses del rock. A este tridente se unió el baterista Tommy Clufetos –quien ya venía tocando con Ozzy en su banda como solista- aportando su cuota de virtuosismo y perfección. Sonaron luego un puñado de clásicos y “Age of reason” fue la primera canción de su reciente disco “13”, donde queda plasmada la magia intacta que conserva la banda.


La intensidad, la emoción y, por sobre todo, la musicalidad jamás cesaron durante casi dos horas de concierto. “End of the beginning” fue otro de los temas del reciente álbum, al cual le siguieron “Fairies wear boots” y “Rat salad” que dio lugar a un contundente sólo de batería de Clufetos.

El final no dio respiros: “Iron Man”, “God is dead”, “Dirty women”, “Children of the grave” y el bis “Paranoid” que propagó aún más la pasión de todos los que disfrutamos el concierto.


Sin dudas fue una experiencia inolvidable, de lo mejor que un amante del rock puede vivir. Todo ayudó para que los músicos se lucieran: gran puesta en escena, un estadio alucinante y un sonido devastador.


Aunque no alcancen las palabras para describir lo que sucedió anoche, puedo asegurar que Dios no ha muerto y, más vivo que nunca, desembarcó en La Plata dejando una huella imborrable.




Fotos: Víctor Guagnini (Bs. As. Metal Shows)